Temas y subtemas

Eje 1 : El aumento de las desigualdades : ¿cuáles son los desafíos?

Más allá de la diversidad de las interpretaciones de los actores del mundo educativo respecto a las desigualdades y de las acciones concretamente realizadas en vistas a reducirlas, se encuentran los desafíos subyacentes al aumento de las desigualdades y a la definición del rol de la escuela de cara a esta situación. Por lo tanto, el primer eje estructurante de este congreso invita a interrogarse sobre los múltiples desafíos (económicos, políticos, filosóficos, sociales, culturales, antropológicos, geopolíticos, etc.) que rigen la reproducción o la ampliación de las desigualdades en el campo educativo. Estos desafíos son susceptibles de dar lugar a lecturas variadas en términos de principios que estructuran las acciones a desarrollar y plantean las siguientes preguntas: ¿cómo estas desigualdades se construyen y se desarrollan históricamente? ¿Cuáles son las ideologías, los discursos o las políticas que legitiman estas desigualdades o, por el contrario, cuáles las denuncian o las deconstruyen? ¿Cuáles son las relaciones que existen entre las desigualdades sociales, políticas, educativas, etc.? ¿Cuáles son las diferentes modalidades, tipos o formas de desigualdades que afectan a la educación? ¿Cuál es su influencia sobre la educación y los sistemas educativos? Ante estas desigualdades, ¿qué rol puede jugar la educación y los sistemas educativos?

Eje 2 : Ante el incremento de las desigualdades : ¿qué actores?

Más allá de los desafíos concernientes a las desigualdades, es necesario interrogarse sobre los actores que están en condiciones de actuar sobre la educación o de influir en la reducción de diferentes formas de desigualdad. El segundo eje del congreso invita a reflexionar sobre las responsabilidades y el rol de los actores tales como: El Estado y sus agencias (Ministerio de Educación, Ministerio de la Familia, Ministerio de la Juventud, etc.), las instituciones educativas (desde las instituciones de educación básica hasta las de enseñanza superior), las asociaciones, los actores de terreno (directores de escuela, consejeros, docentes, estudiantes y sus familias, formadores, organizaciones no gubernamentales, organizaciones internacionales, sindicatos, medios, etc.). Se trata de poner en evidencia el posicionamiento de estos actores ante las desigualdades, el modo en que las interpretan (cuadro teórico, concepciones, etc.), los discursos que las legitiman o las combaten, los términos en que se traduce este problema, sobre todo en las políticas públicas, los documentos oficiales o el currículo.

Eje 3: Ante el incremento de las desigualdades: ¿qué prácticas?

Mientras el acceso a la educación progresa en todo el mundo, las desigualdades persisten. Esta desigualdad creciente invita a interrogarse sobre las diferentes prácticas orientadas a reducirlas. Las interrogaciones refieren tanto a las acciones gubernamentales y no gubernamentales, las iniciativas de los ciudadanos y de las familias, como a las prácticas de enseñanza, de formación y de investigación. Ante el aumento de las desigualdades, las investigaciones sobre las prácticas se tornan fundamentales. Desde esta óptica, el tercer eje plantea las siguientes cuestiones: ¿cuáles son las iniciativas concretas de los diferentes actores de la educación formal y no formal para reducir las desigualdades y cuáles son los resultados? ¿Cuáles son los dispositivos pedagógicos o de formación que contribuyen a la disminución de la desigualdad? ¿Cómo tomar en cuenta la heterogeneidad creciente de los alumnos sin aumentar la desigualdad? ¿Cuáles son las prácticas que legitiman estas desigualdades o, por el contrario, que las denuncian o las deconstruyen?